MI IMPACIENCIA ME IMPEDIA ALCANZAR MIS OBJETIVOS

Al iniciar un proceso de Coaching, en ocasiones los clientes manifiestan que sienten frustración por no haber logrado sus

sueños a pesar de los grandes esfuerzos realizados hasta entonces.




Este es el caso de un ejecutivo que desea lograr definitivamente una estabilidad en su trabajo, ya que a lo largo de su carrera

profesional se ha visto impulsado a cambiar de empleo con mucha frecuencia, causándole un gran desgaste personal.


Aplicando la técnica del Coaching de realizar al cliente preguntas clave, estratégicas, que o bien nunca se había planteado o

que hace tiempo que no se planteaba, llega a descubrir sus temores,

sus inercias e impulsos que le impiden lograr sus objetivos.

En el ejemplo que comentaba, el cliente se da cuenta de que su impaciencia

es lo que no le está permitiendo alcanzar su ansiada estabilidad.


Desde ese mayor autoconocimiento, concluye,

“me ha ayudado a evitar reaccionar con precipitación,

a tomar las decisiones de otro modo,

porque estaban teniendo grandes consecuencias”.


Este es el objetivo del Coaching Ejecutivo:

encontrar respuestas más eficientes a preguntas nuevas,

retar tu lógica en una situación determinada y lograr lo que persigues.


Te invito a cambiar tus preguntas y a descubrir nuevos puntos de vista.

Desde ahí, seguramente tu solución esté más cerca.