LA DIFICULTAD DEL CAMBIO

Maquiavelo escribió en "El Príncipe":

Hay que tener en consideración que no existe nada más difícil de llevar a cabo, nada más incierto para conseguir el éxito, ni más peligroso de manejar que el iniciar un nuevo orden de cosas.


Cambiar implica trabajar en tus metas: moverte desde donde estás hoy hasta donde quieres llegar.


Conlleva arriesgar, posiblemente cometer errores, salir de nuestra zona cómoda.

Y por ello muchas veces preferimos seguir con nuestra inercia, nuestras ideas y hábitos a pesar de ser ya ineficientes.


Renunciamos a explorar nuevas alternativas, a aprender nuevas cosas, a mejorar nuestro potencial y a crear nuevas oportunidades.

Hoy los cambios son muy rápidos y complejos,

y adaptarnos a su ritmo nos cuesta a todo

Porque requiere de un pensamiento claro, esfuerzo, energía, tiempo, confianza, curiosidad, motivación, coraje…

Y siempre resulta más fácil pedir que sean los demás los que cambien.


El camino del cambio lo podemos hacer solos, desde luego, pero en ocasiones será más rápido si vamos acompañados de un Coach experto.

Porque se trata de un proceso.

Y es que hay una diferencia importante

entre saber cómo actuar y realmente ponerse en marcha.


¿Qué meta deseas conseguir?

¿Qué te motiva de este cambio?

¿Qué te impide dar el primer paso?


La clave está en nosotros: en prepararnos para el cambio que queremos,

en romper con nuestra rutina y dejar paso a lo nuevo.


Si trabajas en tus metas, tus metas trabajarán para ti.