EL PODER DE LAS PALABRAS

Las palabras que empleamos determinan en cierto modo nuestra realidad y el resultado de nuestras acciones.


Crean impresiones, imágenes, expectativas y emociones distintas.


Por eso, sugiero el uso de expresiones positivas que abran posibilidades de acción y refuercen nuestros proyectos.



Por ejemplo, trata de sustituir frases del tipo:


1."no puedo" por "si quiero, puedo"

2."es imposible" por "es posible si me preparo y trabajo de forma comprometida para conseguirlo"

3. "es un problema"por "es un reto"


Desde ese nuevo significado, cambian las estrategias y los planes de acción.


¡Pruébalo y saldrás ganando!